La Aromaterapia es el uso de extractos de plantas aromáticas y aceites esenciales para fines curativos y cosméticos. Uno de sus usos más típicos es por inhalación, se puede realizar a través de un difusor para mejorar la sensación de bienestar en el ambiente. Por ejemplo, para calmarnos en momentos de nerviosismo o estrés.

Los difusores son aparatos que sirven para dispersar las moléculas aromáticas de los aceites en el ambiente, el objetivo es conseguir que esta dispersión sea lo más eficaz posible para que, sus efectos terapéuticos se noten.

Con el difusor correcto, la propagación de los aromas suele ser muy rápida y eficaz, además de tener un uso muy fácil y cómodo.

Además, más allá del efecto terapéutico, científicamente demostrado, de los aceites esenciales, existe un mensaje en cada esencia que, una vez captada por nuestros receptores olfativos, desencadenan unas reacciones emocionales que pueden modificar nuestro comportamiento. De esta manera, la difusión de un aceite esencial, puede actuar rápidamente en momentos de estrés, tristeza, ira, insomnio… y otros muchos estados de ánimo, permitiendo calmar la ansiedad, apaciguar la tristeza, mantenernos enfocados y aliviar nuestra mente.

A continuación, tenéis una lista de beneficios que proporciona la difusión en el ambiente de aceites esenciales, 100% naturales, con un buen difusor:

  • Mejora nuestro estado de ánimo
  • Purifica el aire que respiramos
  • Las moléculas aromáticas difundidas, pueden ser absorbidas por la piel y aumentar los efectos terapéuticos
  • Los efectos desinfectantes de la mayoría de aceites esenciales, ayudan a eliminar las bacterias y virus en el ambiente, proporcionando un aire limpio y de calidad.

SACA PARTIDO A TU DIFUSOR Y CONÉCTATE CON LA NATURALEZA CON ESENCIAS 100% NATURALES!!