El mercado mundial de aceites esenciales se parece bastante a cualquier otro negocio monopolizado por unas cuantas empresas que intentan abaratar todo lo posible los costes de producción para poder ofertar sus productos a precios competitivos por lo que muchas veces, los aceites suelen estar adulterados.

Existen muchas formas de adulterar un aceite esencial: se puede aumentar la cantidad añadiendo aceites esenciales más baratos, con un aroma parecido o diluirlos en otras sustancias sintéticas que no alteren el aroma del aceite original. A veces, hay aceites esenciales , y vegetales, que se etiquetan como si fueran otro distinto debido a que son especies similares y también se hacen mezclas para conseguir otros aromas naturales más caros: como mezclar ylang ylang y pimienta negra para simular el aroma del clavel.

Otro problema que podemos encontrar es que, si el aceite se destila en un país diferente de aquel en que se cultivó la planta, este material biológico puede haber sufrido algún proceso de irradiación para evitar plagas o microorganismos durante el transporte, afectando al potencial curativo de la planta.

Como se puede observar, comprobar la calidad de un aceite esencial puede llegar a ser complicado, no obstante hay formas de comprobar la naturaleza de un aceite esencial a pesar de todas estas prácticas más que dudosas.

El precio de los aceites esenciales puede variar por muchos motivos, por ejemplo, el aceite esencial de lavanda puede ser mucho más caro si se ha cultivado en la Provenza (Francia), que si procede de Bulgaria además, la especie genuina de la Provenza, lavandula angustifolia, tiene un gran poder terapéutico y es más cara de producir que otras especies de lavanda por lo que, es imposible encontrar una lavanda genuina que sea barata.

Un aceite puro y de calidad tiene especificado en su etiqueta la información de la planta, procedencia, tipo de destilación, principales componentes químicos y, suelen ir acompañados de una ficha de seguridad con toda la información de su producción y su cromatografía, listado de componentes.

Si deseas asegurarte de la calidad de tus aceites esenciales solicita esta documentación dónde los compres.