Una de las formas de eliminar los malos olores y perfumar tu hogar es con ambientadores mikado, son pequeños frascos decorativos que no consumen ningún tipo de energía y que puedes hacer muy fácilmente.

Aquí tienes una receta sencilla para ambientar tu hogar con tus propios aromas:

Necesitas un frasco de cristal pequeño, palitos de ratán, alcohol (mínimo de 76º) y tus aceites esenciales preferidos.

Opcionalmente puedes utilizar, cáscaras de frutas (limón, naranja…), palitos de canela, ramitas de hierbas secas… para darle un toque decorativo, o colorante alimentario.

Aceite esenciales que puedes emplear:

Los que yo recomiendo son los cítricos porque tienen un aroma fresco y suave que agrada a todo el mundo, pero se pueden utilizar cualquiera que más te guste: lavanda, rosa, jazmín, incienso, tomillo…

Trucos:

El frasquito que utilices de tener la boca estrecha para que el aroma no se vaya tan rápidamente y dure más.

Los palitos de ratán son una especie de varillas de mimbre, de un material muy poroso, muy útiles para absorber y difundir el aroma del frasco.

Hay quien emplea alcohol de romero, que da un aroma muy refrescante.

Elaboración:

Rellenar 3/4 partes del frasco con alcohol, y a continuación, poner 20 gotas del aceite o mezcla esencial elegida (para un frasco de 100ml).
Luego podéis añadir, si queréis, las cáscaras de fruta o colorante alimentario.

Después, se tapa el frasco y se suele dejar entre 3 días y una semana, agitándolo diariamente, para que se impregne bien la mezcla, pero si no quieres esperar lo puedes utilizar directamente.

Pones los palitos de ratán que se mojen bien por los dos extremos y listo.

Ya tienes un ambientador casero con tu propio aroma, ideal para decorar o para hacer un regalo original!!