El mal olor en los pies y el calzado es un indicador de proliferación de hongos y bacterias que pueden causar todo tipo de infecciones y reacciones. Los aceites esenciales son una gran ayuda en estas situaciones debido a su gran efecto antiséptico y su aroma.

Hay una gran lista de aceites que pueden acabar con los malos olores y evitan todo tipo de infecciones como el orégano, tomillo, lavanda, limón… el árbol de té es de mis preferidos por su gran poder antiséptico, a la vez que es bastante seguro, se puede aplicar directamente sobre la piel y su uso está bastante extendido por todo el mundo.

Una de mis combinaciones preferidas para estas situaciones es el árbol de té y limón, mezclados a partes iguales, dos aceites con grandes propiedades antisépticas y, un aroma suave y fresco que, además de eliminar malos olores, también hacen desaparecer cualquier microorganismo. Esta mezcla también te puede ayudar a eliminar los hongos de las uñas y secar los granitos del acné.

Para aplicarlo, solamente tienes que poner de 5 a 10 gotas del aceite o mezcla elegido, en un pequeño spray con agua y pulverizar dentro del calzado. También puedes mezclar de 5 a 10 gotas en una pequeña cantidad de bicarbonato y ponerlo en el calzado, dejando actuar toda la noche.

Pruébalo y verás como notas un aroma más agradable y terapéutico!