Una planta que se ha utilizado tradicionalmente para desecar zonas pantanosas, debido a su corteza extremadamente resistente que, absorbe grandes cantidades de agua. De esa capacidad y su gran aroma balsámico se deducen sus propiedades expectorantes.

Se le llama también el «Árbol de la fiebre» porque en aquellos lugares donde había plantaciones de eucalipto, se erradicaban las fiebres tropicales, como la malaria.

La industria farmacéutica lo suele incluir como ingrediente principal para medicamentos expectorantes, debido a su contenido en 1,8 cineol, que también ayuda a reforzar el sistema inmunitario.

¡¡Ayuda a fortalecer tus defensas con este GRAN Aceite esencial!!:

🌱 Mezcla unas gotas de eucalipto en aceite vegetal de almendras dulces y aplícalo en el pecho para abrir tus vías respiratorias
🌱 Añade unas gotas en un bol de agua hirviendo y haz vahos si tienes congestión
🌱 Si tienes fiebre puedes aplicar unas gotas de este aceite, mezclado con aceite portador, y aplicarlo en la planta de los pies para bajar la fiebre
🌱 Úsalo en un difusor/humidificador por la noche para evitar la tos
🌱 Utilízalo también durante el verano para refrescarte y refrescar el ambiente…