Abeto negro (picea mariana), Ficha terapéutica

Descripción

Conífera que pertenece a la familia de las pináceas y puede llegar a alcanzar los 20 metros de altura (65 pies).

Produce un fruto de un color rojo púrpura, que se torna marrón al madurar. Es un árbol originario de América del norte que se adapta bien a climas hostiles y extremos de Alaska y Canadá.

Se utiliza tradicionalmente como ingrediente en los aceites de baño o masaje, para aliviar los músculos doloridos asociados al ejercicio intenso.

PROPIEDADES TERAPÉUTICAS TRADICIONALES

Antibacteriano, antifúngico, tónico general. Catarros, sinusitis, bronquitis, es antiséptico y analgésico. Tiene un comportamiento general a las hormonas y la cortisona, se puede usar en casos de artritis, cándida, hipertiroidismo, depresión del sistema inmune, prostatitis y reumatismo. También es útil para los dolores de huesos, desequilibrios glandulares, dolor de articulaciones y ciática. 

PROPIEDADES  EMOCIONALES Y ENERGÉTICAS

Ayuda a abrir y liberar bloqueos emocionales generando sentimientos de equilibrio, paz y seguridad. Trasmite energía, coraje y optimismo, fomenta la pasión por la vida y estimula las endorfinas. Libera de las depresiones físicas y psíquicas. Refuerza la vitalidad psíquica en caso de agotamiento mental y físico.

Ficha Técnica (Aceite esencial)

Características

  1. Método de Extracción

    Destilación por vapor

  2. Partes utilizadas

    Agujas

  3. Nota aromática

    Característico, suave, balsámico

  4. Combina bien con

    Cedro, ciprés, espliego, eucalipto globulus, gálbano, lavanda, lavandín o lavanda híbrida, pino, romero alcanfor.

Precauciones de uso

No es aconsejable en personas que padecen asma ya que, su aroma podría agravar la hipersensibilidad respiratoria.

Artículos recomendados