Elemí (canarium luzonicum), Ficha terapéutica

Descripción

Este aceite proviene de un árbol de gran altura, con hojas brillantes color verde oscuro, flores amarillas y frutos que se parecen a las aceitunas. 

Es un árbol originario de Filipinas. Es aceite esencial se produce destilando la resina que exuda, haciendo cortes horizontales en el árbol para liberar una resina blanca.

Desde hace muchísimo tiempo se emplea como ingrediente para inciensos. Fue introducido en Europa durante la Edad Media y formaba parte como ingrediente principal en numerosos ungüentos para tratar los problemas respiratorios, curar heridas y huesos rotos. 

PROPIEDADES TERAPÉUTICAS TRADICIONALES

Analgésico, antiinfeccioso, antiséptico, antiespasmódico, cicatrizante, expectorante, pectoral, estimulante, estomacal, tónico. Infecciones de las vías respiratorias, tos crónica, catarro, bronquitis, problemas bronquiales relacionados con el estrés, fatiga y sobrecarga muscular, infecciones de la piel, heridas, cortes, rozaduras, cansancio físico, espalda encorvada, tortícolis.

PROPIEDADES EMOCIONALES Y ENERGÉTICAS

Ayuda a quienes se encuentran dispersos a centrarse de nuevo, realinea, los chakras, permite sacar sentimientos y emociones enterrados, calma el estrés y el nerviosismo, armoniza, equilibra, aporta sensación de paz, refuerza la voluntad y facilita la expresión verbal.

Ficha Técnica (Aceite esencial)

Características

  1. Método de Extracción

    Destilación por vapor

  2. Partes utilizadas

    Resina

  3. Nota aromática

    Característico, fresco, cítrico, ligeramente picante y balsámico

  4. Combina bien con

    Árbol de Té, benjuí, bergamota, citronela, clavo, eucalipto radiata, hojas de canela, incienso, lavanda, lemongrass o hierba limón, manuka, manzanilla silvestre, mejorana, mirra, mirto, palmarrosa, pimienta de Jamaica, pomelo, ravensara, romero, salvia fruticosa, tomillo linalol

Precauciones de uso

No se le conoce ninguna contraindicación.

Artículos recomendados