Fragonia (agonis fragrans), Ficha terapéutica

Descripción

Arbusto de flor que llega a alcanzar una altura de 2/2,5 metros (7/8 pies). Posee racimos de flores blancas con el centro rosado.

Esta planta crece silvestre en la costa meridional de Australia Occidental y hasta hace poco no ha empezado a utilizarse para producir aceite esencial por lo que, no hay mucha investigación.

A pesar de ello, se ha podido ver que tiene propiedades antibacterianas, antifúngicas y antiinflamatorias.

Esta planta se destila cuando las hojas están todavía frescas. Su aceite es muy suave y equilibrado para la piel. Tiene muchas similitudes terapéuticas al árbol de té y su aroma es muy agradable.

PROPIEDADES TERAPÉUTICAS TRADICIONALES

Analgésico, antifúngico, antiinfeccioso, antiinflamatorio, antimicrobiano, antiputrescente, inmunoestimulante, mucolítico, pectoral, reconstituyente, espasmolítico, vulnerario.

Problemas respiratorios, bronquitis, catarro, congestión nasal, resfriados, infecciones bacterianas y fúngicas, infecciones de la piel, dolor, acné, barros, problemas musculares inflamatorios, molestias musculares.

PROPIEDADES EMOCIONALES Y ENERGÉTICAS

Equilibrante, evita los desajustes, reconstituyente energético, armoniza y elimina el agotamiento mental.

Ingredientes

Características

  1. Método de Extracción

    Destilación por vapor

  2. Partes utilizadas

    Hojas y ramitas

  3. Nota aromática

    Característico, fresco, verde, ligeramente picante, balsámico, afrutado

  4. Combina bien con

    Bayas de enebro, bergamota, cardamomo, cedro, clavo, geranio, lavanda, lemongrass o hierba limón, limón, manuka manzanilla azul, manzanilla romana, melisa, milenrama, mirto, naranja dulce, narciso, nardo índico,  niaulí, nuez moscada, pachuli, ravensara, rosa centifolia, valeriana

Precauciones de uso

No se le conoce ninguna contraindicación

Artículos recomendados