Este análisis bioquímico de los aceites esenciales proporciona valiosa información sobre su composición exacta por lo que, mediante su información, se puede comprobar la composición exacta de un aceite esencial, detectar la presencia de pesticidas o de sustancias adulteradas.

El tipo de cromatografía que se suele realizar es la cromatografía de gases, consiste en introducir una pequeña cantidad del aceite esencial en un inyector, dónde se volatiliza y se registran los picos de salida, que irán apareciendo según la concentración de cada componente, cuánto más alto sea el pico de la gráfica, mayor cantidad tendrá de ese componente en concreto.

La cromatografía nos ofrece una información bastante exacta acerca de la composición de un aceite esencial pero, sólo analiza las sustancias volátiles y semivolátiles. En el caso de sustancias adulteradas no volátiles se suele realizar un análisis de residuo de evaporación que, en el caso de detectar alguna adulteración, se complementaría con otros análisis para saber exactamente qué ingrediente se ha añadido.

Artículos recomendados