Aceite esencial de Lavanda (lavandula angustifolia)

5.509.00

Limpiar

Descripción

La Lavanda es una planta originaria de la zona de la Provenza francesa y los Alpes. Florece a partir de una altitud elevada,  por encima de los 800 metros sobre el nivel del mar. Hoy en día, se cultiva en todo el mundo y crece con facilidad en todos los países de la cuenca del Mediterráneo. Se cosecha en el solsticio de verano, dejándose secar un par de días, para maximizar su aroma, luego se destila.

Sus flores son azuladas y, de un aroma característico que contienen su aceite esencial. Este aceite es rico en un compuesto llamado linalol y sus derivados, especialmente el acetato de linalilo, que le aportan sus principales propiedades sedantes además de, poseer una acción antiséptica que puede servir de ayuda en procesos infecciosos, como afecciones de vías respiratorias, catarros y tos.

También, es importante mencionar que, su composición, ejerce una profunda acción reparadora y regeneradora sobre la piel, siendo ideal para aplicar después del baño, la ducha, tomar el sol,  en heridas, estrías y quemaduras. Cuando se aplica en el cuero cabelludo ayuda a fortalecerlo. Su efecto tonificante y calorífico sobre los tejidos la hacen muy útil para tratar problemas reumáticos y aliviar articulaciones doloridas

Es un aceite muy versátil que se puede emplear en casi cualquier caso y además, es seguro por lo que, si no sabes qué aceite emplear, siempre se puede usar lavanda.   

PROPIEDADES TERAPÉUTICAS TRADICIONALES

Sedante, calmante, infecciones de la piel, heridas, cortes, rozaduras, erupciones, picores, quemaduras, espasmos musculares, contracturas, calambres, migrañas, trastornos del sueño, picaduras de insecto, repelente de insectos tensión nerviosa, ansiedad y pánico.

PROPIEDADES ENERGÉTICAS

Aporta armonía y equilibrio, relaja, tranquiliza y calma las emociones, el nerviosismo, la ansiedad, las fobias, los miedos, las tensiones nerviosas y los trastornos del sueño, limpia y purifica desde el punto de vista físico y energético, ayuda a aceptar la individualidad, conduce hacia el respeto de uno mismo y favorece la inspiración.

Descubre más usos de este aceite esencial en el siguiente Post:

«Usos y Trucos: Aceite esencial de Lavanda»

EJEMPLOS DE APLICACIÓN

  • Usar en difusor (poniendo 7 u 8 gotas) o inhalar directamente
  • Tomar 1 ó 2 gotas en agua, zumo, infusión, cápsula vegetal… (máximo 3 gotas al día y no superar los 21 días seguidos, hacer descansos de semana/semana y media. No administrar por vía oral a niños menores de 12 años)
  • Diluir 50 gotas de la mezcla esencial en 50ml aceite vegetal y aplicar en la piel. (Niños menores de 12 años, reducir la dosis a 15 gotas por cada 50ml)

NO EXCEDER LAS DOSIS RECOMENDADAS

*Nota: La información proporcionada sobre los beneficios y propiedades de los aceites esenciales está basada en su uso tradicional y popular. Los efectos de los aceites pueden variar según cada usuario. Si estás embarazada, en periodo de lactancia o bajo cualquier tratamiento, pide consejo SIEMPRE a tu médico. Lee atentamente los «Consejos y Precauciones de Uso» antes de utilizar aceites esenciales.

Información adicional

Tipo de producto

Aceite esencial 100% puro y natural, de grado terapéutico

Envase

Botella de vidrio ámbar, con tapón cuentagotas con precinto.

Cantidad (a elegir)

10ml (220 gotas aproximadamente)
ó
5ml (110 gotas aproximadamente)

Origen

España

Especie botánica

lavandula angustifolia

Parte destilada

hojas, tallos y flores

Tipo de extracción

Destilación por arrastre de vapor con agua pura

Principales componentes

acetato de linalilo, linalol, geraniol, cumarina

Aroma

Característico, fresco, herbáceo

Caducidad

Mínimo 12 meses